28/10/14

Cómo hacer un sello personalizado con tu nombre

A estas alturas del curso seguro que ya estaréis cansadas de poner nombre en libros, libretas, ropa y demás. Esto del colegio es lo que tiene, todo debe ir marcado para que con tanto niño las cosas vuelvan a la casa a la que corresponden.

Tenemos la opción de comprar las etiquetas que podemos personalizar con el nombre de nuestros pequeños en internet, que realmente son muy útiles (yo las tengo y me vienen genial).

sello-personalizado-nombre-diy-maripepa

Pero ¿qué tal si hacemos algo especial que nos sirva para libros, libretas e incluso ropa? Carvar un sello con el nombre del peque convertirá el marcador en algo único que el niño podrá usar él mismo y estampar en sus cosas.

Y es más fácil de lo que pensamos. Hace poco se me ocurrió hacer un sello personalizado como regalo de cumpleaños y me quedé muy contenta con el resultado.

¿Os animáis a hacer uno? Pues aquí os dejo los materiales y los pasos:

sello-personalizado-nombre-diy-maripepa

Materiales para el sello:
- Papel con el motivo a carvar.
- Lápiz o carboncillo.
- Gubias.
- Goma.
Para montar el sello podemos utilizar un trozo de madera fina y lija.

Los pasos a seguir serían:
1. Marcamos con el lápiz o carboncillo las letras que vamos a traspasar a la goma.
2. Le damos la vuelta al papel y marcamos sobre la goma.
3. Si vemos que ha quedado flojo, repasamos con el lápiz.
4. Comenzamos a carvar eliminando las esquinas.
5. Continuamos letra a letra, teniendo mucho cuidado de no llevarnos más cantidad de goma de la necesaria. Os recomiendo paciencia, pues para quitar siempre hay tiempo y perfeccionar la técnica, como siempre, es cuestión de práctica.
6. Probamos el sello estampando la tinta para ver qué imperfecciones nos quedan y las quitamos.
7. Seguimos probando hasta estar satisfechos con el resultado.
8. En un trozo de madera de tamaño ligeramente superior al sello, realizamos con rotulador el mismo dibujo que reproduce el sello.
9. Pegamos el sello a la tabla.

sello-personalizado-nombre-diy-maripepa

Y lo mejor para guardar el sello personalizado es, por supuesto, una cajita a juego. Con una simple caja de madera forrada con washi tape y poniendo en la tapa una estampación del sello, ya sabremos lo que contiene. Añadimos una tinta apta para varios tipos de materiales y ¡voilà! un regalo totalmente personalizado y, lo que es más importante, súper útil.

¿Qué os parece? ¿Os gustaría tener uno para vuestros peques?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...