27/3/13

Una silla recuperada

Ya sabéis lo aficionada que soy a eso de recuperar cosas que podríamos mandar a la basura, bien porque están viejitas, bien porque da la impresión de que no podremos hacer nada más con ellas. 

Hoy os voy a enseñar un ejemplo. En este caso teníamos por casa unas sillas que en un principio parecían destinadas al trastero (o algo peor), pero nos daba pena arrinconarlas puesto que eran de buena calidad.




Como podéis ver, el estado era un poco lamentable: saliéndosele los muelles por debajo, con una tela de sky anticuada y con hilos escapándose de su sitio.

Hubo que quitar tachas, reemplazar asientos, lijar, pintar, repintar, tapizar y rematar, pero yo creo que el resultado valió la pena.




¿Qué os parece? Ya os digo que siempre hay que darle una vuelta a las cosas, seguro que podemos sacarle partido a mucho más de lo que pensamos.




Feliz miércoles ¡que mañana es fiesta!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...