13/3/13

De pollitos y otros animales

Recuerdo mi infancia como una etapa realmente feliz en mi vida. Especialmente los veranos, que pasábamos todos los primos juntos en un pueblo costero de Galicia.




Los papás alquilaban una casa que era medio granja. Había cerdos, gallinas, gatos callejeros... y controlando el tema teníamos a Tigre (el perro, jeje).

Allí convivíamos con los animales sin tenerles miedo, aprendiendo un poco de cada uno.



Al principio del verano, nos íbamos al mercado y nos compraban un pollito a cada uno. Unas semanas después teníamos bien de gallinas y hasta algún gallo.

Todos cuidábamos de nuestros pollitos y los veíamos crecer cada día.

Nos metíamos entre los maizales (con la consiguiente bronca), cogíamos la fruta de los árboles, las moras de las zarzas (qué ricas estaba por favor)...




Pienso que actualmente la pequeña maripepa no podrá disfrutar de esto mismo que os estoy contando, ya que cada vez es más difícil encontrar un lugar de este tipo para pasar unos días aunque sea.

Os aseguro que los niños disfrutan infinitamente más en el campo tirados en la tierra, persiguiendo conejos, subiéndose a los árboles y descubriendo la naturaleza que todo el día entre casa y el parque.

Ojalá podamos recuperar esos veranos, y regalárselos a nuestros pequeños.

PD: al final del verano, de repente las gallinas desaparecían. No me acuerdo ni qué excusa nos daban, pero nos quedábamos tan tranquilos. Adivinad qué había ese día para comer... ¡POLLO!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...