16/1/13

De la cuna a la cama

Últimamente me he estado preguntando qué tipo de cama hemos de ponerle a la pequeña maripepa cuando le quitemos la cuna. ¿Será mejor comprarle una de esas tan monas chiquititas o directamente le ponemos una cama de tamaño normal?


Todo tiene sus pros y sus contras.

Las camitas pequeñas son preciosas y no ocupan demasiado espacio, los niños no se "pierden" en ellas y se adaptan a su altura y tamaño.




Por su parte, las camas normales les duran mucho más tiempo con lo que son más económicas (aunque las pequeñas suelen ser extensibles, eso de los colchones por partes como que no me hace mucha gracia) y la verdad es que las podemos vestir con mucha gracia.




Yo creo que le pondremos una grande, por eso de que ya tenemos la cama guardada en el trastero sin usar, pero en caso de finalmente decidirnos por una camita mini, esta tiene todas las papeletas:


La cama Minnen de Ikea. Me parece preciosa, con un punto retro, que se presta a una decoración romántica y quedaría genial en la habitación de la peque.




Y vosotros ¿qué pensáis? ¿mejor cama pequeña o normal?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...