14/3/12

Una habitación en naranja y turquesa

Todavía queda gente que prefiere no saber el sexo del bebé antes del día D. Yo reconozco que no sería capaz, con la de cosas que al final compras y sin saber si es niño o niña ¡me volvería loca! Pero hay personas que sí aguantan, y para ellas este tipo de decoración es una gran opción.

Tonos neutros salpicados de colores vivos que bien sirven para una bebita como para un bebito. O si tienes mellizos, pues aprovechas y los metes juntos sin que la decoración se decante por uno de los sexos.



Las paredes se han pintado en un tono parecido al topo (que tan de moda estuvo la temporada pasada en las prendas de vestir...) y se han puesto unos vinilos decorativos con forma de árboles. Los pájaros en naranja le dan mucha vida.



Fijaos en el detalle de la casita para pájaros ¡me encanta! 
En la estantería podemos ver cómo juega también con el turquesa, un color la mar de bonito y que pega muchísimo con el naranja.


Más naranja para el cambiador. El móvil de los pájaros es muy sencillo de hacer: unos retales de tela para los pajaritos, unas ramas entrelazadas pintadas de blanco y ¡ya lo tenemos!


Los cojines siguen la temática y el colorido, lo mismo que los cuadritos de la pared, también fáciles de hacer.


En definitiva, una habitación llena de color con tan solo 3 tonalidades y con mucho "hazlo tú" de por medio, ¡que es lo que más le gusta a maripepa!


 Visto aquí







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...